Que ofrecemos

RASGOS BÁSICOS DE LA IDENTIDAD DEL CENTRO REFERIDOS A ASPECTOS SOCIALES, INDIVIDUALES Y ACADÉMICOS

  •  Pluralismo y valores democráticos

        El Colegio se declara defensor y promotor de las libertades individuales y colectivas y, por lo tanto, pluralista y democrático. Debe respetar la evolución del alumno y la alumna en el sentido de no imponerle ninguna concepción política, y ha de estimularle en los valores de una sociedad democrática.

  • Confesionalidad

La cooperativa de enseñanza Juan Ramón Jiménez se manifiesta aconfesional y respetuoso con todas las creencias religiosas, o la ausencia de ellas, tanto de profesores y profesoras, padres y madres como de alumnos y alumnas. Por lo que el Colegio como tal no adopta posiciones religiosas o ateas sino de total respeto hacia las creencias de cada persona.

  • Valores sociales

El Colegio transmitirá a su alumnado el respeto hacia los demás y hacia uno mismo, el sentido de la libertad ligado al de la responsabilidad, el gusto por el trabajo bien hecho, y se les invitará a participar en la mejora de nuestro entorno y de nuestra  sociedad. Esta participación se llevará a cabo a través de la educación en el compromiso con el cuidado y la mejora de nuestro entorno vital, material y ecológico. En particular se educará en la identidad y cultura canaria, el respeto por el medio ambiente y el ecosistema, la reutilización y reciclado, la formación en temas de consumo y en la educación para la salud.

El Centro se compromete a la promoción de actitudes y aptitudes que fijen los fundamentos de la convivencia pacífica en la comunidad. Por lo tanto consideramos el diálogo y la tolerancia como medios fundamentales para la solución de conflictos, y en este sentido queremos fomentar el desarrollo de dichos valores y el trabajo en la educación por la paz.

Desde el Centro se fomentará una mayor apertura hacia el entorno sociocultural, favoreciendo el intercambio con la participación de todos sus miembros.

El Centro favorecerá la coeducación eliminando cualquier trato diferencial por razón de género.

  • Lengua de aprendizaje

            El Centro utilizará el castellano como primera lengua de aprendizaje.

  • Lenguas extranjeras

Esta cooperativa de enseñanza ha apostado por una formación cualificada en materia de idiomas, ya que en la sociedad actual se hace imprescindible ser competente en el uso de las lenguas extranjeras, para disfrutar de mayores oportunidades laborales y profesionales. Por ello pretendemos que el conocimiento práctico y comunicativo de otras lenguas comunitarias antes de finalizar la educación secundaria obligatoria, sea una condición indispensable en su formación académica.

El aprendizaje precoz de una o varias lenguas distintas a la lengua materna a través de la sensibilización y un  enfoque lúdico durante la fase en que la flexibilidad y receptividad intelectuales alcanzan el máximo nivel, contribuirá a crear las condiciones favorables para el aprendizaje posterior de las lenguas extranjeras.  El centro garantizará la enseñanza de la lengua extranjera (inglés) desde la educación infantil hasta secundaria, así como una segunda lengua (francés), desde el III Ciclo de Primaria.

Sin ser un centro bilingüe, al proceso de adquisición del inglés como lengua extranjera desde su inicio, se le da gran importancia y se fomenta a lo largo de la educación obligatoria del estudiante. Se potencia el desarrollo de las destrezas necesarias para que el alumno pueda comunicarse en dicha lengua de forma fluida al finalizar la etapa. Para complementar la comunicación oral se ha planteado tradicionalmente un proyecto de intercambio u otros proyectos de inversión lingüística, así como otras actividades extraescolares y complementarias que fomentan el uso de la lengua extranjera.

Desde edades tempranas, en la etapa de Infantil los alumnos cuentan en su horario con un mínimo de dos horas semanales dedicadas al área de inglés. En la etapa de primaria existe un incremento del horario lectivo (media hora más cada día), que nos permite invertir mayor carga lectiva al desarrollo de este idioma, con cinco hora a la semana. También, se ha establecido en el nivel de sexto de Primaria, refuerzo de esta lengua con desdobles o apoyos con un profesor nativo. Por otro lado, en Secundaria contamos con un profesor más para el desarrollo de desdobles en cada uno de los niveles de la etapa.

  • Nuevas tecnologías

            El Centro favorecerá la integración de las nuevas tecnologías en el proceso educativo del alumnado, con el fin de potenciar el aprendizaje y la motivación hacia el estudio. El profesorado se ha ido formando en el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs). Cada año, se realiza un esfuerzo por dotar las aulas con nuevos recursos y herramientas audiovisuales. No obstante, debemos seguir avanzando hacia una dotación más idónea del centro.

  • Línea metodológica

            El Centro quiere favorecer un tipo de enseñanza en la que prevalezca la relación con la realidad; que desarrolle el espíritu crítico y la creatividad; manteniendo un equilibrio entre la formación académica y el desarrollo personal y social.

            Intentamos, con la acción educadora del Centro, dar una respuesta adecuada a las necesidades específicas del alumnado mediante una acción individualizada y de atención a la diversidad. Entendemos que para ello debemos transmitir el conocimiento teniendo en cuenta a todos y cada uno de los alumnos y alumnas, según sus diferentes capacidades, necesidades educativas, estilos y ritmos de aprendizaje, usando como estrategias las que ayuden a que cada alumno reflexione sobre las experiencias de aprendizaje y las integre adecuadamente en sus estructuras cognitivas.

            La comunidad educativa del Centro, a través del esfuerzo común y del trabajo conjunto y cooperativo de todos sus miembros, asume la educación como la formación integral de todos sus alumnos y alumnas, con la idea del pleno desarrollo de su personalidad, y con objeto de:

  • Ayudarles a que descubran, conozcan, desarrollen y mejoren tanto sus propias cualidades como sus potencialidades físicas, psíquicas, intelectuales, afectivas, éticas y sociales; fomentando, asimismo, su creatividad mediante el trabajo académico y las actividades complementarias, extraescolares y culturales.
  • Capacitarles para que, responsable y libremente, puedan tomar decisiones personales y para que desarrollen y ejerzan su sentido crítico.
  • Procurarles una experiencia de aprendizaje que les estimule a aprender a pensar, a aprender a aprender y a aprender de sí mismo: desarrollando sus capacidades de atención, memorización, comprensión, expresión, análisis, aplicación, creatividad y valoración: buscando la participación activa en el aula, y teniendo en cuenta los diversos estilos de aprendizaje y los conocimientos previos.
  • Hacer que consideren responsablemente la importancia del esfuerzo, del trabajo y del estudio para que, mediante las diversas áreas y disciplinas, vayan madurando como personas formadas intelectualmente, a la vez que responsables y sensibles ante sus propios compromisos y los compromisos sociales.
  • Fomentarles la actividad y la iniciativa frente a la búsqueda de conocimientos para que los alumnos/as desarrollen cada vez más su autonomía y sean capaces de aprender y organizarse por sí mismos.
  • Transmitirles que el orden y la disciplina son necesarias para el trabajo escolar y la vida, y desde el centro la labor educativa se basará en el respeto mutuo, el diálogo, la reflexión, la colaboración y la solidaridad.
  • Evaluar y valorar mediante formas diversas no sólo los aspectos cognitivos y puramente académicos, sino también su nivel de maduración, sus actitudes y su capacidad de pensamiento y reflexión: con objeto, asimismo, de que sean capaces de hacer su propia autoevaluación y de llegar a conformar esquemas personales válidos que les permitan afrontar en el futuro situaciones análogas.

En definitiva, a formar alumnos competentes, capaces de enfrentar a los nuevos retos de una sociedad cambiante, plural, diversa, dinámica y cada vez más exigente.

Con la finalidad de aumentar el bienestar personal y social, el Centro trabajará la educación emocional como proceso educativo, continuo y permanente que pretende potenciar el desarrollo emocional como complemento indispensable del desarrollo cognitivo, constituyendo ambos los elementos esenciales del desarrollo de la personalidad integral. Para esto se propone el desarrollo de conocimientos y habilidades sobre las emociones con objeto de capacitar al individuo para afrontar mejor los retos que se plantean en la vida cotidiana.

El Centro debe contagiar valores y emociones a través de hábitos de aula que potencien el refuerzo positivo, la evaluación diversificada, la enseñanza activa, la creatividad o la capacidad de la crítica, la contextualización y las herramientas del trabajo intelectual.

Se propone una metodología de orientación humanista basada en el enfoque constructivo  y sistémico.